La “Nueva Evangelización” de la que habló San Juan Pablo II no es “Nueva” en términos de su mensaje y contenido. La persona, la vida, muerte y resurrección de Jesucristo, quien es “el mismo ayer, hoy y siempre” sigue siendo el contenido de la “nueva evangelización”. Sin embargo, el testimonio de Jesucristo que da la iglesia debe adaptarse a la gente de nuestra época y lugar. Aunque la “nueva evangelización” incluye a los que nunca han oído de Cristo, va más allá para dirigirse a los que viven en culturas históricamente cristianas. Pueden ser cristianos bautizados que han oído de Cristo, pero para quienes la fe cristiana misma ha perdido su significado personal y su poder transformador.

Nueva Evangelizacion:

 

                                      Nueva en su Ardor       

 

Nueva en su Expresion       

 

                                              Nueva en sus Metodos